El ICAF permitirá a las empresas flexibilizar sus pagos para ayudar a paliar las consecuencias del COVID-19

La consejera de Economía, María Sánchez, ha presidido la reunión del Consejo Ejecutivo

Santander- 15.07.2020

El Instituto de Finanzas de Cantabria (ICAF), adscrito a la Consejería de Economía y Hacienda, ha acordado permitir a las empresas flexibilizar el pago del importe generado por las obligaciones devengadas durante los meses de marzo, abril y mayo. Así se ha decidido tras la reunión del Consejo Ejecutivo, que ha estado presidido por la consejera, María Sánchez. De esta manera, las obligaciones contraídas serán pagaderas durante los meses comprendidos entre julio y diciembre del presente año.

Según la consejera, con esta medida las empresas podrán afrontar las obligaciones con ICAF con “una menor presión sobre sus niveles de tesorería sin que incurran en coste financiero alguno”.

A su vez, María Sánchez ha expuesto que ante la situación derivada de la pandemia del COVID-19, el ICAF acordó el pasado mes de marzo suspender el giro de cuotas de marzo, abril y mayo y las comisiones de los clientes que poseen operaciones de financiación o aseguramiento con la institución. De esta moratoria se beneficiaron 22 empresas de Cantabria que generan un empleo directo de aproximadamente 2.500 trabajadores.

Según la consejera, el objetivo de esta primera medida era apoyar a las empresas de Cantabria para afrontar esta coyuntura extraordinaria y poder acomodar sus obligaciones de pago con los recursos generados por su actividad.

Sin embargo, Sánchez ha destacado que pese a las medidas de inyección de liquidez que han puesto a disposición de las empresas tanto el Gobierno central como el Ejecutivo regional, entre las cuales se encuentran las implantadas por el ICAF, sigue siendo “de suma importancia” la necesidad de preservar la liquidez en el sistema y permitir a las empresas que afronten sus obligaciones de pago acorde a su nivel de actividad económica.